La Bóbila Wedding

Este es el primer resumen de una de las bodas más espectaculares del año y una de las que nos ha hecho más ilusión ya que cumplíamos el sueño de una de las integrantes de la familia de la Bóbila; estudio de decoración con el que colaboramos en muchísimas de nuestras bodas.

La ceremonia tuvo lugar en la iglesia de Sant Pere d’Ullastret, Montana el taller llenó hasta la bandera cada esquina de la pequeña ermita con velas e infinidad de hiedra y olivo.

Una vez terminada la ceremonia los invitados se dirigieron a un emplazamiento que promete ser uno de los mejores espacios para las bodas de la Costa Brava del momento; El Catell de Caramany, un espacio singular dónde la decadencia de un espacio centenario se fusiona con la comodidad de un emplazamiento preparado y acondicionado para albergar eventos hasta de 500 personas.

Uno de los grandes retos que nos solemos encontrar es que en muchas ocasiones nuestros clientes son grandes sibaritas y exquisitos comedores, así pues la presión y exigencia es máxima, y a nosotros, nos encanta!

Todo empezó con una copa de champagne servida en una de nuestras barras delante del majestuoso castillo, justo al lado, los invitados se encontraban al acompañante perfecto para su copa, un pequeño stand de ostras La Belle Huitre.

En otra parte de la fachada se podía degustar tanto visual como gastronómicamente de dos jamones cortados por cortadores profesionales. No faltaron dos puestos de embutidos típicos de l’Empordà protagonizados por quesos y fuets con una puesta en escena absolutamente impresionante de la mano de la Bóbila y de Montana el taller.

Blue Finn no faltó a esta cita tan especial y nos acompañaron con un buffete japonés que no dejó indiferente a nadie… Y para el showcooking dispusimos dos planchas; la de gambas de Palamós ya peladas y con cabezas para disfrutar de todo su sabor, y la de carnes acompañadas de salsas y mostazas de todo tipo.

La puesta en escena de esta boda traducida en chill outs, seating, decoración, mobiliario y decoración floral merece un post exclusivo ya que la lista de detalles, muebles, y elementos diferenciales es casi imposible de resumir.

Los invitados después del increíble aperitivo se dirigieron a una espectacular jaima blanca iluminada con bombillas gigantes por Moonlight; el montaje de mesas no seguía ningún patrón y eso hacía la puesta en escena aún más especial; las mesas tenían medidas diferentes, habían más de cinco tipos de centros de mesa y los novios escogieron la vajilla vintage de Options; caracterizada por la singularidad de cada plato y la delicadeza de su diseño.

Cenaron un parmentier de cigala de primero y una lubina salvaje con salteado de setas y cebollitas caramelizadas de segundo.

El prepostre fue un sorbete y de postre ofrecimos selva negra o lemon pie. Fue un éxito rotundo!

La fiesta empezó, y muy entrada la madrugada servimos chocolate caliente con churros y tuvimos el placer de contar con la colaboración de la foodtruck de la cadena Frankfurt Pedralbes que sirvió todas sus especialidades.

Os dejamos con las fotos de este primer resumen de una boda para recordar.

Iluminación: Moonlight

Menaje: Options

Decoración Floral: Montana el Taller

Decoración: La Bóbila Atelier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s